Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 422 el Jue Sep 06, 2012 1:07 am.
Últimos temas
» ME PRESENTO DE NUEVO
Sáb Sep 23, 2017 12:18 am por Charlie Johanna Alvarez H

» Hola soy Laura y estoy preocupada
Lun Sep 14, 2015 4:59 pm por Susana

» Necesito información por favor
Mar Jun 17, 2014 11:42 pm por KARLA3

» Bultito en el pecho
Dom Jun 01, 2014 9:06 am por aida

» hola soy Luchy
Jue Abr 24, 2014 6:35 pm por Susana

» Otra más que se une a la batalla
Vie Feb 21, 2014 8:05 am por lulula40

» ALGUNAS PREGUNTAS QUE DEBES HACER A TU MEDICO
Vie Ene 10, 2014 12:04 pm por Susana

» Muy asustada y preocupada
Vie Ene 10, 2014 12:00 pm por Susana

» Muchas mujeres siguen sufriendo dolor un año tras la cirugía para el cáncer de mama
Jue Ene 09, 2014 1:51 pm por aida

Aida
Administradora

Darkmoon
Administradora

Kam
Administradora

Karla
Administradora

Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Calendario
>



ESTOY TRANQUILA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ESTOY TRANQUILA

Mensaje por Invitado el Mar Abr 29, 2008 4:59 pm

Esto no pretende ser una afirmación acerca de vuestra propia realidad. Puede que en ese momento no estéis tranquilos. Pero lo repetiréis como una formulación de propósito, como una declaración de vuestra intención de llegar a esa situación de tranquilidad, realizando el ejercicio. No entréis en el juego de que al mismo tiempo que decís «estoy tranquilo» penséis:

«no, ¡que va! yo no estoy nada tranquilo». Debéis afirmarlo con la intención de que es lo que queréis, y que lo conseguiréis a través de lo que vais a hacer.

Después dirigiréis toda vuestra atención al brazo

derecho (si alguien es zurdo debe hacerlo con su brazo izquierdo) y, sintiendo vuestro brazo, notando el brazo, repetiréis mentalmente «MI BRAZO DERECHO (o izquierdo) ESTA BLANDO».

Quiero hacer hincapié en esto, porque con mucha frecuencia no estamos notando el cuerpo; sólo lo sentimos cuando nos duele. Cuando no nos duele tenemos ausencia total de él. Entonces, se trata de tomar conciencia del cuerpo y en concreto de vuestro brazo derecho, y sintiéndolo, decir de cabeza (repetir mentalmente): «mi brazo derecho está blando». Procurad no decirlo con los labios, ni siquiera en voz baja.

Al decir la palabra «blando», sobre todo las primeras veces, os puede servir de ayuda el recordar cómo se pone blanda la goma cuando no se hace ninguna fuerza sobre ella. Con esa imagen en la mente diréis:

«blandos», a los músculos de vuestro brazo derecho

(o izquierdo).

Pero con todo, todavía no sabéis cuándo los músculos del brazo derecho están relajados, porque aún no os he dicho cual es la retro-información que recibiréis, es decir, lo que sentiréis cuando los músculos del brazo derecho se hayan relajado.

Generalmente se suele sentir una o varias de estas

sensaciones:

1. Se puede sentir como si el brazo estuviese pesando

más sobre el brazo del sillón.

2. Otras personas notan como si el brazo estuviera

flotando.

3. También se puede notar como si uno no tuviera

brazo. Una sensación de ausencia, como si el brazo

hubiera dejado de existir.

Cualquiera de estas sensaciones las tomaremos como señales de que los músculos del brazo derecho están blandos, relajados. Cuando dentro de un momento, al hacer el ejercicio, sintáis peso, o que el brazo flota, o como que no tenéis brazo, en ese momento vuestros músculos están informando a vuestro cerebro que ya están blandos, ya están relajados.



*Práctica del libro de Relajación Creativa de Eugenio Herrero Lozano

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.