Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 422 el Jue Sep 06, 2012 1:07 am.
Últimos temas
» Hola soy Laura y estoy preocupada
Lun Sep 14, 2015 4:59 pm por Susana

» Necesito información por favor
Mar Jun 17, 2014 11:42 pm por KARLA3

» Bultito en el pecho
Dom Jun 01, 2014 9:06 am por aida

» hola soy Luchy
Jue Abr 24, 2014 6:35 pm por Susana

» Otra más que se une a la batalla
Vie Feb 21, 2014 8:05 am por lulula40

» ALGUNAS PREGUNTAS QUE DEBES HACER A TU MEDICO
Vie Ene 10, 2014 12:04 pm por Susana

» Muy asustada y preocupada
Vie Ene 10, 2014 12:00 pm por Susana

» Muchas mujeres siguen sufriendo dolor un año tras la cirugía para el cáncer de mama
Jue Ene 09, 2014 1:51 pm por aida

» Ejercicio alivia dolor de medicamento contra cáncer de mama
Jue Ene 09, 2014 1:47 pm por aida

Aida
Administradora

Darkmoon
Administradora

Kam
Administradora

Karla
Administradora

Enero 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Calendario
>



Muchos médicos no hacen un buen trabajo de informar sobre diagnósticos de cáncer, según plantea un estudio

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Muchos médicos no hacen un buen trabajo de informar sobre diagnósticos de cáncer, según plantea un estudio

Mensaje por aida el Vie Jul 09, 2010 11:37 pm

Traducido del inglés: jueves, 8 de julio, 2010


MIÉRCOLES, 7 de julio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un paciente halló que tenía cáncer porque leyó su informe de radiología.

Otra recibió la noticia cuando su neurólogo llamó a decir que había hecho arreglos para que acudiera a un neurocirujano. Cuando preguntó por qué, el médico le dijo que tenía un tumor cerebral y colgó.

Y otra más halló que tenía cáncer de mama cuando escuchó un mensaje en su contestador con su nieto en el regazo.

Un estudio reciente acerca de la manera como la gente se entera de sus diagnósticos de cáncer halla que muchos médicos tienen pocas habilidades de comunicación y con frecuencia dejan a los pacientes por su cuenta con información devastadora sobre una enfermedad mortal, a veces en un lugar público.

La tercera parte de los pacientes de cáncer del estudio del Instituto Nacional del Cáncer recordó que se le había dicho que tenía cáncer por teléfono, en una sala de emergencia, en un departamento de radiología u otro lugar público en un hospital, con mayor frecuencia leucemia, linfoma o tumor cerebral.

"Es realmente desalentador pensar que a muchos pacientes se les dice que tienen cáncer de manera impersonal. Como médicos, no todos pero sí muchos de nosotros, no tenemos ese grado de compasión", señaló el Dr. J. Leonard Lichtenfeld, vicedirector médico de la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

"Es inaceptable", agregó.

El estudio, publicado en línea el 6 de julio en la Journal of Clinical Oncology, preguntó a los pacientes dónde se habían enterado del diagnóstico, cuánto tiempo había pasado el médico hablando con ellos, si se habló sobre opciones de tratamiento y su satisfacción sobre la experiencia.

Apenas el 54 por ciento dijo que había descubierto que tenía cáncer en persona en el consultorio del médico. Un 18 por ciento lo descubrió por teléfono, mientras que el 28 por ciento restante recibió la noticia en diversos lugares en el hospital, con frecuencia con poca privacidad. Cerca de la mitad informó sobre discusiones de diez minutos o menos, mientras que la tercera parte dijo que no se habló sobre las opciones de tratamiento. Un 39 por ciento dijo que había estado solo cuando recibió el diagnóstico. Un total de 437 pacientes respondió a la encuesta escrita.

Entre más impersonal era el ambiente y menos tiempo se hubiera pasado, menos satisfechos se sintieron los pacientes. Cuando ni se habló sobre opciones de tratamiento, los pacientes tampoco se sintieron satisfechos.

"Necesitamos entender a los pacientes, cuándo se sienten cómodos al recibir el diagnóstico y en qué ambientes se sienten cómodos", señaló el Dr. William D. Figg, autor del estudio e investigador principal del Instituto Nacional del Cáncer de Bethesda, Maryland. "Es mejor cuando podemos decirles personalmente si hay un diagnóstico problemático porque les ayuda mejor a sobrellevarlo".

Del 57 por ciento que cambió de médico luego del diagnóstico, los pacientes dieron diversas razones, como el deseo de recibir tratamiento en otro centro, de participar en ensayos de experimentación o de recibir tratamiento más cerca de casa. Pero entre los que cambiaron, el 15 por ciento dijo que había perdido la confianza en sus médicos, el 10 por ciento lo atribuyó a mala comunicación y el 12 por ciento refirió insatisfacción general. A los pacientes se les permitió dar más de una razón para cambiar de médico.

En una escala de cero a cien, el puntaje medio de satisfacción que dieron los pacientes sobre la manera como descubrieron que tenían cáncer fue de 74 por ciento. Cerca de 80 por ciento refirió un nivel de confianza superior a la neutralidad con su médico y 16 por ciento expresó "confianza absoluta".

Antes de los años setenta, los médicos con frecuencia ocultaban un diagnóstico de cáncer a los pacientes, según la información de respaldo del estudio. Informar ahora es rutinario, aunque los autores del estudio sugieren que los médicos deberían intentar comunicar sobre los hallazgos en un ambiente personal y dar tiempo para hablar sobre el diagnóstico y sobre el tratamiento.

Los autores dijeron que a veces resulta apropiado informar sobre un diagnóstico de cáncer por teléfono, por ejemplo cuando "los resultados de una prueba final podrían confirmar el diagnóstico" y esperar a programar una cita sería indeseable. Los médicos también deseen quizá decirle a un paciente en la sala de emergencia cuándo confirma una prueba de sangre un diagnóstico de leucemia, decía el informe.

Sin embargo, el estudio concluye que "demasiados médicos o bien desconocen o no están usando buenas habilidades de comunicación en circunstancias en las que hay que dar noticias tan malas".

Figg y Lichtenfeld señalaron que los médicos a veces comunicaban diagnósticos serios de manera impersonal porque no tenían relaciones a largo plazo con sus pacientes.

"Esa no es ninguna excusa", sentenció Lichtenfeld. Los médicos "están perdiendo sensibilidad en su capacitación" y el problema está "arraigado en la cultura" de la profesión, agregó.

La mayoría de los médicos "quiere ayudar a sus pacientes, curarlos, aunque algunos colegas no están haciendo lo que necesitan hacer", aseguró Lichtenfeld.

Sugirió que hace falta más capacitación para ayudar a los médicos a aprender las mejores maneras de dar malas noticias.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare


FUENTES: J. Leonard Lichtenfeld, M.D., deputy chief medical officer, American Cancer Society, Atlanta; William D. Figg, M.D., senior investigator, U.S. National Cancer Institute, Bethesda, Md.; July 6, 2010, Journal of Clinical Oncology, online

HealthDay



No hay mal... que por bien no venga.


http://elblogdeagripina.blogspot.com/


aida
Admin

Cantidad de envíos : 18922
Edad : 50
Localización : Málaga
Fecha de inscripción : 01/04/2008

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.